Jueves, 02 Noviembre 2017 10:11

Fútbol y Marketing: ¡matrimonio feliz!

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 PORTADA BLOG-14.png

 

El fútbol es el deporte más popular del mundo. Sus máximos exponentes tienen una exposición mediática envidiable, factor bastante atractivo para las marcas más poderosas del mundo.

El fútbol no sólo atrae a las marcas deportivas más representativas. También a aquellas que ofrecen diversos productos y servicios. Y eso es muy bien aprovechado por los clubes que, dada la dinámica actual del mercado de pases de los jugadores, requieren de una fuerte inyección de capital para poder ser competitivos.

Clubes como el Barcelona, el Chelsea, el Real Madrid y el PSG, sólo tienen un patrocinador en sus camisetas, exclusividad por la cual se pagan cifras extraordinarias.

En este matrimonio no sólo ganan los clubes, pues los mayores beneficiados son los protagonistas del juego: ¡los jugadores!

Hace poco el PSG fichó al brasileño Neymar Jr pagando una cláusula del contrato por 222 millones de euros, siendo la más cara en la historia del fútbol; esto no sería posible sin la intervención de la empresa privada y el patrocinio que brinda al mundo del fútbol.

Nike y Adidas, por ejemplo, patrocinan de manera exclusiva a ciertos jugadores en todo el mundo y de todas las ligas. Así mismo, las empresas de dispositivos móviles han recurrido en el último lustro a los mismos protagonistas para promover sus más recientes lanzamientos.

El fútbol es un deporte global y los clubes han emprendido una campaña feroz por conquistar nuevos mercados de la mano de las marcas que los patrocinan. No en vano los históricos clubes europeos tienen una fuerte presencia en el mercado oriental, aprovechando el impulso que el gobierno chino le ha dado a la liga de ese país, pues han entendido que allí hay un negocio con futuro.

Estos nuevos mercados ayudan a ambas partes: a lo clubes porque aumentan sus seguidores y, por ende, mejoran los ingresos con la venta de sus prendas deportivas y eventos publicitarios con sus jugadores; y ganan las marcas que llegan a un nicho mucho más amplio por medio de los clubes que mueven pasiones.

El escenario colombiano

En Colombia pocos equipos de fútbol cuentan con un patrocinador exclusivo en sus camisetas. Atlético Nacional y Junior, por ejemplo, cuentan con respaldo de dos importantes conglomerados económicos. El resto de equipos deben vender espacios en sus camisetas a varios patrocinadores para poder tener un buen rendimiento en lo económico.

En este panorama resalta la campaña #TodosEnUno, del Deportivo Independiente Medellín, que logró recuperar la finanzas del equipo al atraer nuevos patrocinadores y más seguidores; con un plan de abonados a bajo precio, lograron que el estadio estuviera a tope durante la mayoría de juegos del equipo, algo que se vio traducido en los resultados deportivos.

La actualidad del mundo del fútbol va más allá de las canchas, pues ahora son impensables los logros deportivos sin la presencia de marcas que apoyen estos proyectos. Para las marcas sería un acto de miopía no pensar en el fútbol como una vitrina fundamental de exposición que, sin duda, ayuda a su posicionamiento y rendimiento.

Visto 518 veces
Ir a arriba