Sábado, 09 Diciembre 2017 18:32

La magia de Santa está en sus duendes

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 TRES.png

Acto uno

Los duendes de Santa corren de un lado a otro verificando las listas de regalos. Consultan si Santiago merece o no el suyo, evalúan en comité la carta que les llegó de su parte y hacen las recomendaciones pertinentes. Esperan que Santa tome la decisión, aunque Snowball Alabastro, el duende administrador de la lista, es radical en su ‘no’.

Navidad se acerca y es la época del año de más trabajo. Los duendes han cumplido el cronograma establecido desde el inicio pero aún así encuentran pequeños detalles no contemplados y deben guardar la calma. Ellos saben que Santa es la cara ante el mundo pero que son ellos los que están detrás en el día a día corriendo, creando, adornando, imaginando… ¡Haciendo magia! Esa que inventó Bushy Evergreen, el duende creador.

Por estos días las listas de chequeo están casi chuleadas, queda esa docena de niños que, como Santiago, entran en lista de verificación, aunque estos pequeños seres saben que puede más la bondad del panzón barba blanca. No les molesta, aprendieron a ser felices y disfrutan ser parte de la alegría de millones.

 

Acto dos

Dicen que los duendes antes de unirse a Santa habitaban las casas en tiempos paganos. Su función, pese a lo que muchos creen, era espantar los malos espíritus y velar por el bien de las familias con las que convivían. Estos pequeños eran benévolos y confiables, su ayuda era muy apreciada, pero por su apariencia fueron condenados y tratados como caníbales y monstruos.

Algunos escritores escandinavos, conocedores de las bondades de estos seres mágicos, se encargaron de limpiar su imagen y mostrarlos en su real dimensión. Fue así como Thile, Toplius, Rydberg escribieron sobre sus gustos, sus costumbres y resaltaron eso que los hacía grandes. A su vez artistas como Hansen y Nystrom los pintaron e inmortalizaron en sus obras y nos dieron a conocer la labor silenciosa que realizaban junto a Santa Claus para llevar felicidad a millones de niños en el mundo.

 

Acto final

Se acaba el año y es tiempo de balances. Cuando en Duende comenzamos esta aventura en enero del presente año, sabíamos que debíamos crecer y recoger esa herencia que dejó Bushy Evergreen, el duende creador de la magia. A lo largo del año, a este sueño se han unido muchos duendes talentosos que acompañan a cada uno de nuestros clientes.

Al igual que los duendes de Santa, nosotros planeamos, creamos y soñamos al lado de nuestros aliados, creciendo juntos, llevando a buen puerto los proyectos que emprendemos.

El 2017 queda marcado en el calendario duende como el año del inicio, de la aventura, de la unión de un grupo de amigos con un objetivo común: hacer magia. ¡Y la seguiremos haciendo!

Visto 2713 veces
Ir a arriba