Lunes, 15 Enero 2018 20:17

Por arte de magia, crónica de un año extraordinario

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

 BLOG_UNO.jpg

Por: Sarita Palacio Garcés

Dar la vuelta al sol en Mercurio puede tardar 88 días. En otras palabras, mientras nosotros completamos un año acá en la Tierra, allá, en Mercurio, ya han celebrado cuatro nuevos inicios de ciclo.

A este, el llamado planeta azul, darle la vuelta al sol le toma 365 días; a Marte ese mismo giro al astro mayor le toma 687, y si nos vamos al extremo, encontramos que Neptuno tarda tan solo 60.190 jornadas de 24 horas en recorrer la órbita.

Sin duda los años son conceptos terrestres para aplicar a la Tierra. Pero… Si cerramos por un momento los ojos e imaginamos cómo sería un año en el planeta de la magia… ¿Qué tendríamos para decir?

Diríamos entonces que los años magia son, sin duda, años diferentes. Son años en los que no necesariamente hay un solo amanecer o un solo atardecer.

Los años magia no se celebran cuando finalizan, sino con el inicio de cada día de los que están compuestos.

Los años magia no son de unos pocos en unas celebraciones exclusivas. Los años magia son segmentos de tiempo para compartir con los que más se ama.

Los años magia se celebran con miradas, con abrazos, con besos, con apretones de manos, con brincos, con juegos a las escondidas, con amor y amistad. Los años magia se celebran con sueños, con cerveza y con vino.

Los años magia se celebran con los ojos cerrados y al mismo tiempo abiertos hasta la sorpresa, los años magia se celebran con sonrisas y… ¿Cómo no? Con lágrimas.

Los años magia se celebran con los amigos… Porque los años magia son los años que creamos en Duende después de entender que la mejor forma de trabajar es haciendo los sueños realidad, que la mejor forma de trabajar es con los amigos, que la mejor forma de trabajar es aprendiendo cada día, que la mejor forma de trabajar es sonriendo; que el mejor oficio del mundo es dedicarse a hacer magia… ¡En Duende, en este, nuestro primer año mágico, aprendimos a hacer sortilegios en contenidos, hechizos con imágenes, trucos con texto…!

Este ha sido nuestro primer año mágico, el recorrido es sin duda emocionante, desafiante, pero esperanzador y enamorador.

La magia, un arte hecho por duendes

En Duende nos negamos a construir paquetes que se repiten uno a otro, sin arriesgarse a pensar diferente. No… En estos 365 días en Duende hemos aprendido que cada truco es elaborado con mucho análisis, con mucho amor, con mucho detalle, porque cada sortilegio merece ser ejecutado a la medida.

12 meses y ya somos casi 30 alfareros de la magia haciendo de cada hito de marketing un hechizo, un sortilegio, un menester, un producto que desafía los imposibles, que atraviesa el campo magnético de realidad y que hace posible soñar.

Quisiera decirles que todo esto, una casa con magia, 30 duendes,  grandes equipos, grandes clientes y grandes marcas son el producto de meter en un tubo de ensayo un poco de cuerno de unicornio, tres alas de hada, una centella, polvo de estrellas y dos cabellos de papá Noel. Pero no… ¡Nuestra magia es hecha en casa con el arte de Duendes!

Creemos infinitamente en el talento humano, en el talento de personas que además de excelentes profesionales son personas ejemplares. Creemos en la magia y este primer año nos enseñó que vinimos al mundo a hacer lo impensable, a desafiar estereotipos, a trabajar para ser felices y a cambiar vidas.

En Duende no solo trabajamos por el salario, trabajamos convencidos de que siendo felices estamos ayudando a cambiar el mundo. Seguramente no haremos que los años terrestres duren más de 365 días, pero sí estamos convencidos de que serán más mágicos, más iluminados, más emocionantes, más divertidos a la hora de vivir.

Gracias a usted que está leyendo esto por creer en este combo duendístico, por creer en la magia, por desafiar lo impensable, por apoyar un proyecto que no busca crear grandes riquezas de oro o plata, sino riquezas de buena vibra, de buena onda, de sonrisas y magia.

¡Vinimos a este mundo a pasar cada vuelta al sol haciendo de la felicidad un común denominador y si con nuestra magia y nuestra labor diaria podemos aportar… Celebramos este año como el primero de una serie que no tendrá últimos!


¡Feliz cumpleaños a esta vida que elegimos vivir cargada de amor, duendes y magia!

Visto 603 veces
Ir a arriba