Viernes, 10 Agosto 2018 11:53

Marketing Experiencial: El usuario como centro de la estrategia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

BlogDuende-marketing-experiencial.png

Tal vez el producto, como elemento, no ha cambiado, pero sí los consumidores y los factores que determinan una compra. La exigencia ahora es máxima y requiere de una inmersión completa por parte del cliente, de brindarles una experiencia que ayude a tomar la decisión de compra y, además, a generar empatía y amor por la marca. Ese debe ser hoy el principal objetivo de cada compañía: enamorar al cliente y para hacerlo es necesario generar experiencias, hacer del usuario el centro de atención.

“Ofrecer una experiencia permite a las marcas conectar con el consumidor, dejando una huella difícil de olvidar. Las marcas logran crear sentimientos y emociones en los compradores. El centro del marketing de experiencia es el consumidor, teniendo siempre en mente el beneficio del mismo”, dice el experto en marketing digital, Juan Carlos Mejía Llano.

Para lograr esta conexión el mercado hoy exige personalizar la experiencia del usuario, hacer que no sea igual a la de otro cliente pero guardando una unidad en la campaña que permita, a la hora del voz a voz, transmitir el mensaje que queremos como marca que ellos —los usuarios— transmitan. En esto se  involucra todo lo que somos como empresa, desde la identidad corporativa hasta eventos o acciones que se puedan transmitir. Aprovechar la magia de lo digital.

“El secreto del marketing experiencial está, sin duda, en las emociones. Un cliente elegirá un producto o servicio por la vivencia emocional que le transmite ese producto momentos previos a su compra y cuando ya lo ha adquirido”, resume perfectamente el portal www.brainsins.com.

Debemos generar una experiencia que genere emoción para obtener una satisfacción. La forma de consumir los contenidos puede condicionar el éxito de una estrategia.  La experiencia debe llegar al corazón del usuario, comprendiendo su patrón de comportamiento y creando, en consecuencia, una experiencia única e inolvidable.

La experiencia del usuario es la combinación de varios factores importantes, entre los que se encuentran las metas de la marca, la información que se quiere transmitir, las necesidades del usuario y su contexto. Todos estos factores deben ser tomados en cuenta, pero también es necesario el factor humano en esa operación, como lo dice la especialista en comunicación online, Edith Gómez, refiriéndose al papel fundamental que tiene el servicio al cliente:

“El hecho de que tengamos el mejor producto, no nos convierte en los mejores de nuestro sector. Hay que fijarse en otros detalles en el momento de compra y después de la misma, y me refiero a aquellos que llegan al corazón y no a la razón, aquellos detalles que convierten las marcas en marcas experienciales y a los clientes en fans. Está claro que el servicio de atención al cliente se ha convertido en una pieza clave para enganchar o perder definitivamente a un cliente”.

Esto son 3 ejemplos de marketing experiencial que la sacaron del estadio y que nos sirven de ejemplo para invertir más recursos en enamorar a nuestros clientes, volverlos fans de nuestra marca:

¿Estás en la playa y tienes mucho calor? ¿Qué puedes tomar? Pues Sprite no sólo te lo dice, te lo demuestra. En el año 2012 construyó una gran ducha en forma de dispensador de Sprite que calmó una temperatura que rondaba los 40 grados. ¡No es mostrarlo, es vivirlo!

Pasa en la vida, pasa en TNT, dice el slogan de esta cadena de televisión y así lo demostró en un pueblo en Bélgica donde montaron un gran escenario en la plaza de un pueblo para involucrar a todos los transeúntes en una escena de acción.

La desaparecida compañía aérea Spanair sorprendió a 190 pasajeros que volaban en nochebuena de Barcelona a Las Palmas, al llegar al lugar de destino antes de encontrar sus maletas, cada uno de ellos recibió un obsequio de navidad personalizado. ¡Sin duda era la aerolínea de todos!



.





Visto 2670 veces
Ir a arriba