Lunes, 10 Septiembre 2018 16:10

Redes sociales: la evolución de un fenómeno universal

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Redes blog

¿Quién no se dejó tentar a la hora de abrir una cuenta en MySpace o Hi5 cuando eran las redes de moda? ¿Cuánto tiempo le dedicamos a pensar en contenidos (o por lo menos intentarlo) que reflejaran esa nueva y atractiva versión digital de nosotros mismos? ¿Imaginamos acaso que lo que empezó como una distracción en los tiempos libres se convertiría en parte fundamental de nuestros días, e incluso, en una opción de negocio?

No hay duda: el fenómeno disruptivo de las redes sociales ha modificado por completo nuestras formas de comunicación, nos ha conectado con el mundo entero y, lo que es aún más complejo, ha permeado todas las instancias de nuestra cotidianidad. Si bien el auge de estos universos digitales se ha dado durante la última década, su presencia data desde mediados de los noventa, con la aparición de TheGlobe.com, la red pionera desarrollada por dos estudiantes de Cornell, en Estados Unidos, y la cual, desde 1995, permitía a los usuarios personalizar su contenido e interactuar con personas que compartieran sus intereses. ¿Les suena familiar este tipo de actividad?

Dos años después, en 1997, Andrew Weinreich creó SixDegrees, la primera red social donde se podía crear un perfil online, agrupar contactos e intercambiar mensajes. A esta le seguirían Life Journal (1999) para la publicación de blogs y diarios en línea, y Ryce.com, que en 2001 fue la primera red social especializada, llegando a convocar unos 500 mil profesionales; un buen antecesor de Linkedin, que nacería dos años más tarde.

Si tuviéramos que ubicar los antecedentes de plataformas como Instagram o Flickr, probablemente sería Fotolog (2002), la primera red social dirigida al intercambio de fotografías. Su eslogan era contundente: “Comparte tu mundo con el mundo”. En 2003, hacían su gran entrada My Space y Hi5, los responsables de disparar la nueva era de redes sociales. La primera llegó a tener más de 250 millones de usuarios y la segunda tiene hoy 50 millones de cuentas activas.

En 2004, lo que inició como una plataforma universitaria sin muchas pretensiones, acabó por convertirse en un fenómeno de alcance inimaginable. Creada por el estudiante de Harvard, Mark Zuckerberg, Facebook es la red social más revolucionaria hasta el momento, agrupando casi 2.200 millones de usuarios al día de hoy. La posibilidad de tener fotografías, videos, grupos de interés, aplicaciones, juegos y cuadros de chat en un mismo lugar, aseguró el éxito de la compañía que hoy también es dueña de Instagram y Whatsapp. 

Ese mismo año se lanzaría Flickr y, en 2006, apareció la sensación de 140 caracteres: Twitter. La inmediatez fue y es el atractivo de esta plataforma, origen de polémicas, twitteros avezados, campañas memorables y un flujo vertiginoso de información. En 2010, llegaría Instagram a completar esta revolución digital, con su universo fotográfico que retrata, más allá del instante, todo un estilo de vida. Vale la pena mencionar, igualmente, el lanzamiento de Google+ en 2011, para el intercambio de contenidos de interés y el envío de mensajería instantánea. Gracias a su enlace con Youtube, hoy es la tercera red social con más usuarios, alcanzando 343 millones activos. 

Con poco más de dos décadas, las redes sociales han trascendido su vocación natural de conectar usuarios y reducir barreras de comunicación. Su presencia, aunque polémica en ocasiones, ha sido decisiva en la consolidación de iniciativas de carácter político, social, económico y cultural en todo el mundo. Su articulación, bien pensada, fortalece el mensaje de una marca, le da un lenguaje propio y puede lograr lo que cualquier proyecto digital busca: la creación de comunidad. En síntesis, las redes son hoy un potente escenario para transmitir, más que un mensaje, una emoción. En nuestro caso, son las aliadas perfectas para contar historias con magia. 

Visto 152 veces Modificado por última vez en Lunes, 10 Septiembre 2018 16:44
Ir a arriba