Miércoles, 21 Noviembre 2018 12:14

¡Cámara, magia y acción!

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 Video Marketing

Aquella expresión popular que afirma que “todo entra por los ojos” parece hecha a la medida de un recurso tan atractivo como exitoso en sus efectos sobre las audiencias: se trata del video marketing. El uso de material audiovisual como parte de un plan de marketing de contenidos, es realmente útil a la hora de generar interacción y lograr objetivos específicos en el público.

Un formato sencillo, digerible y de fácil comprensión, además de las múltiples plataformas que permiten elaborarlo y editarlo, hacen hoy del video una de las herramientas más populares y recurrentes en las estrategias digitales. En síntesis: ¡un contenido con magia que, sin duda, está en la lista de favoritos del equipo Duende! 

Basta con analizar el interés que despierta en cada uno de nosotros un video en redes, para confirmar su efectividad y la recordación que puede generar si hay una articulación astuta y funcional entre audio, imagen y texto. Aunque el video marketing no es exclusivo de escenarios online, su auge se ha dado en gran medida, por la aceptación que tiene en distintos canales digitales para promocionar servicios, marcas, productos o eventos. 

Una estrategia ganadora

La conjugación entre imagen y sonido que ofrece un video da origen a mensajes mucho más contundentes que una fotografía o un bloque de texto por sí solos. De igual manera, las transiciones y movimientos aportan dinamismo a este tipo de piezas, evitando que el usuario pierda el interés y abandone la publicación. En ese orden de ideas, el engagement es un horizonte posible si se acude a recursos como el storytelling y el vínculo constante con las emociones del público al que va dirigido. 

Dentro de los beneficios del video marketing se encuentra también la capacidad de estimular varios sentidos en el usuario. Los ojos serán los primeros receptores de la información que llame su atención, pero a ellos seguirá el oído que captará el audio y las voces, si es el caso. Este doble impacto sensorial tendrá mayor efecto sobre su memoria al momento de recordar el mensaje de la marca, pudiendo traducirse en la tan anhelada conversión que buscamos con una estrategia de marketing. Igualmente, alojar el contenido audiovisual en las plataformas de video, podrá favorecer el tráfico a nuestro sitio web y demás canales digitales. 

Hasta aquí, todo perfecto: el contenido audiovisual aparece como la solución a muchas de las preocupaciones cuando se trata de conquistar audiencias. Sin embargo, su implementación no puede ser fortuita ni echada a la suerte. Es importante que, al pensar en una estrategia de video marketing para tu empresa, consideres las siguientes preguntas: ¿quién quiero que vea mi video?, ¿qué voy a contarle y cómo?, ¿en qué plataformas necesito difundirlo? y, sobre todo, ¿qué recursos necesito para producir una pieza que enamore, sin importar lo sencilla que sea?

Responder claramente a estas cuestiones te permitirá crear una ruta de trabajo adecuada, según la identidad de tu marca, las características de tu público y el mensaje que deseas compartir. 

Tips básicos

La calidad no es negociable en video marketing. Una vez hecha tu ruta de trabajo, se viene el desafío mayor: realizar un producto que no solo “entre por los ojos”, sino que llegue pisando fuerte a la mente y el corazón de tus usuarios. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a lograrlo:

  • Define el tipo de video a producir: publicitario, formativo (tutorial), video blog, testimonial, corporativo o portafolio. Esta decisión determinará todo el contenido y los requerimientos para lograrlo.
  • Elabora un guión: No será una camisa de fuerza, pero le dará orden a tus ideas y claridad al lenguaje y tono que vas a utilizar.
  • Es fundamental que los bloques de texto que aparezcan en el video sean contundentes, y en relación directa con lo que estás mostrando. El tipo de letra que elijas debe permitir una lectura ágil y comprensible.
  • Si hay voz en off, busca una locución agradable que se ajuste a la identidad de tu marca. El recurso auditivo es esencial e influye directamente en la reacción emocional de quien consuma el video.
  • ¡La imagen es el 95%! Será lo primero que tu usuario verá, así que invierte en fotografías y videos con excelente resolución. Procura cuidar cada detalle: escenografía (si la hay), iluminación, colores y planos.
  • El tiempo será tu aliado o tu adversario:Ten presente la duración del video, pensando siempre si tu audiencia se quedaría realmente hasta el final y, por supuesto, en las limitaciones que tienen algunas plataformas digitales al momento de su difusión.
  • ¡Disfruta el proceso! Nada mejor que empelicularse y darle rienda suelta a las nuevas ideas. ¡De eso se trata el marketing de contenidos!

Tal vez no sea una estrategia sencilla en su producción, pero la magia abunda en sus resultados. El video marketing llegó para quedarse y nos tiene guardada más de una sorpresa. ¡Visualiza tu idea, encuentra la historia y que empiece la acción!

Visto 34 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Noviembre 2018 12:18
Ir a arriba